MIRA

 

Cambios de las metodologías de enseñanza y aprendizaje

Para implementar un cambio o innovación es imprescindible efectuar cambios en la organización que garanticen el liderazgo pedagógico, la formación del  profesorado, la paulatina transformación de los espacios, el control de los tiempos para adaptarlos a las actividades diseñadas, la priorización de contenidos y por último el cambio metodológico.

Planeamos la innovación como una nueva manera de hacer las cosas que intuimos más productiva y provechosa para los alumnos. Ésta debe sustituir prácticas anteriores ya que muchas de las innovaciones introducidas los últimos años se han ido sumando a las prácticas anteriores y no las han sustituido. En Montesión hemos aprendido que innovar en educación debe significar renovar las antiguas prácticas con las nuevas maneras de proceder.

Para conseguirlo queremos centrarnos en cuatro dimensiones:

Tiempo

Hasta ahora hemos funcionado con unas distribuciones de horarios rígidas y prácticamente inamovibles. Esto obliga a adaptar las actividades de aprendizaje al horario preestablecido. En realidad tendría que ser al contrario, que el horario se adapte para hacer posibles las actividades diseñadas. Por este motivo planteamos un nuevo modelo que debe suponer un cambio sistémico y disruptivo, debe permitir la flexibilidad horaria, con trabajo simultáneo de varios docentes en el aula y la modificación de la actual distribución de materias.

 

Espacios

 

 

La arquitectura actual de nuestro colegio permite garantizar que los profesores enseñen, pero no es la más adecuada para que los alumnos aprendan y sean los protagonistas de este aprendizaje.

Consideramos muy importante disponer de espacios amplios y polivalentes, bien iluminados, donde el ruido se minimice. Estos espacios deben permitir un tipo de actividades donde el protagonismo pasa del profesor al alumno.

Una manera de potenciar la introducción de ciertas innovaciones es cambiar la arquitectura de las aulas de forma que permitan y faciliten agrupaciones flexibles del alumnado, buscando elementos ergonómicos que huyan del trabajo individual y tradicional.

 

Nuevo estilo de enseñanza aprendizaje, basado en un nuevo rol del profesor

Si nuestra pretensión es la educación integral de nuestros alumnos, el profesorado no puede limitarse únicamente a la exposición oral, la explicación y la corrección de exámenes. Todo lo contrario, debe favorecer actitudes de investigación, de descubrimiento guiado, de aprendizaje autónomo en definitiva.

Nuestros alumnos deben poder acceder a una educación mucho más personalizada y con un mayor acompañamiento que les permita descubrir su verdadera vocación y cultivar su interioridad, su espiritualidad y abrirse a la trascendencia.

Queremos pasar de Centro de Enseñanza a Centro de Aprendizaje, siendo el alumno el protagonista, buscamos alumnos con competencias para este siglo XXI.

 

Nuevas Metodologías de Aprendizaje

Sabemos que algunos aprendizajes requerirán una memorización de los contenidos, y no renunciamos al aprendizaje por recepción, puesto que este también puede ser significativo si está bien planificado.

 

Así mismo, queremos hacer una apuesta para que:

  1. El aprendizaje de nuestros alumnos sea lo más significativo posible, incrementando el aprendizaje por descubrimiento y entrenando su pensamiento.
  2. Utilizar metodologías que nos ayuden a atender mejor la diversidad. La variedad metodológica evidentemente nos ayuda.
  3. Sin duda, priorizaremos aquellas metodologías que comunican y permiten trabajar determinados hábitos, actitudes y valores.
  4. Las metodologías que pretendemos incorporar deben permitir la utilización de las TIC como herramienta de aprendizaje para obtener información, para transformarla en conocimiento, para elaborarlo, utilizarlo y expresarlo adecuadamente.

 

Por todo esto nos centraremos en el ABP (Aprendizaje basado en Proyectos) y el Trabajo Cooperativo.