Líneas de fuerza

Toda la información

Líneas de Fuerza para un Colegio Evangelizador, tiene una web donde podrás estar informado acerca de todas las noticias y eventos  

Fundamentación

Con la creación de “Líneas de Fuerza”, la Compañía de Jesús pretende responder a la pregunta: ¿cómo responder desde la realidad concreta al reto común de ser cristiano y evangelizar el entorno de cada colegio?

Con esta pregunta de fondo se crearon las LÍNEAS DE FUERZA PARA UN COLEGIO EVANGELIZADOR, es decir, un conjunto de materiales, propuestas, carteles y recursos (celebraciones, convivencias, ratos de oración, tutorías…) para llevar adelante la pastoral en todas las etapas y en todos los centros de la Compañía de Jesús en España.

Los materiales están inspirados en una meditación y contemplación de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio que, anualmente, se adaptan al alumnado de nuestros centros.

Líneas de Fuerza es, por tanto, un proyecto pastoral que lleva ya ocho años en marcha, que crece y que es cada vez más útil a los centros jesuitas.

Líneas de Fuerza para el curso 2017-2018

Como cada curso, un lema nos propone un hilo conductor que guía todas las propuestas pastorales del curso. Este 2017-2018 el lema será “SOBRE TODO, GRACIAS”. 

Esta relación entre agradecimiento, personas y compromiso la expresamos en un triple círculo cuyo movimiento parte del centro, pasa por las personas y llega al compromiso que vuelve a las personas y de nuevo a la acción de gracias. Una dinámica continúa como la del latir de un corazón:

AGRADECIMIENTO

Que no sólo consiste en saber dar gracias sino en agradecer, en vivir agradecidos. Algo que nace del saberse amado, del sentirse terreno sagrado, tesoro…

Agradecer al que es la Fuente de todo don, de toda bendición. Agradecer a Dios por todos los beneficios de “creación, redención y dones particulares” [EE 234]

Relacionar el sentido del gusto con el agradecimiento: aprender a saborear, a sentir y gustar los momentos. Aprender a admirarse, a maravillarse con la realidad.

PERSONAS

El agradecimiento pasa especialmente por las personas, por aprender a redescubrirlas.

Descubrir el testimonio de tantas personas agradecidas que han ayudado a cambiar el mundo.

Trabajar los sentidos de la vista y el oído. Que nos ayuden a ser sensibles a las personas que nos rodean, a sus situaciones, a sus testimonios…

COMPROMISO

Que no nace del voluntarismo, sino que se trata de una acción que tiene como motor el agradecimiento. Un agradecimiento que no puede quedarse ‘escondido’.

Que no se compromete sólo para sentirse bien. Tenemos que cambiar el orden que parte de la acción y se queda en el sentirse bien, por el de agradecimiento que lleva a la entrega generosa. Que mueve la voluntad, que no se queda sólo en el terreno de los sentimientos. Que conoce y valora los propios dones (talentos) y se pone en marcha.

Ampliar la vivencia del amor, para que no quede sólo reducido a la relación de pareja. Mostrar el plus del amor, que tiene que ver también con el compromiso y el servicio a las personas.

Trabajar los sentidos de la proximidad: el olfato, que sabe detectar, ‘oler’ las situaciones que piden compromiso, y el tacto que sabe acercarse, tocar y dejarse afectar por las personas que están en esas situaciones.

      

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.